Durante muchos años, la transmisión de la sabiduría ha persistido a lo largo del tiempo a través del relato de historias que se han heredado de generación a generación. Los cuentos además de crear curiosidad, desarrollan la creatividad, la imaginación, el pensamiento crítico, la empatía, ayuda a comprender el mundo y primordialmente a fomentar el hábito por la lectura.

Pero, ¿Porqué es importante contar cuentos?

Los cuentos llenos de vocabulario, tonos e imágenes constituyen el lenguaje que le permitirá al niño entender el mundo y el lugar que él ocupa, ya que el contacto con diferentes mundos, favorece el desarrollo del pensamiento divergente. El uso del cuento constituye un medio para la transmisión de la cultura, la integración de las áreas del saber y la formación de valores.

Imaginación

Adoptar el hábito de leerles y/o contar a los niños un cuento antes de dormir o en un momento específico del día, es un factor relevante para crear vínculo de cariño entre hijos y padres, y en el ámbito escolar para promover el pensamiento crítico.

Otros puntos importantes de contar cuentos son:

  • Hace que los niños sean más reflexivos en relación con lo que sus padres o docentes les están explicando a cerca de cualquier situación, comportamiento o hecho.
  • Comienza a desarrollarse la memoria desde una edad temprana.
  • Se amplía la capacidad de percepción y comprensión de los niños.
  • Permite el desarrollo emocional.
  • Se desarrolla la sensibilidad y favorecerá el dar vida a las imágenes y a los detalles significativos.

Círculo de lectura

Al seleccionar los libros que se leerán en voz alta, los padres o educadores necesitarán conocer los intereses del niño, ya que si no se orienta a la recreación y curiosidad, se creará un hábito por obligación escolar y no por placer.

Por: Ma. Italia Méndez Monroy

Colaboradora Urbi Psi Orbi

Referencias

Escalante, D. (2008). Literatura para niños: Una forma natural de aprender a leer. Recuperado el 22 de junio de 2017 de Redalyc