¿Qué es lo anormal?, ¿Cuándo surgió?, ¿Qué instancia fue la primera en utilizarlo?, ¿Qué papel juega el control?, ¿Qué es la normalidad?,¿Quién nos la impone? Son algunas preguntas que responde Michel Foucault en un curso dictado en el College de France entre enero y marzo de 1975, titulado: Los anormales.

Dentro del texto se mencionan informes de pericias psiquiátricas los cuales le dan pie para mencionar las tres propiedades de los discursos ( la primera: detectar un fallo de justicia, la segunda: discursos de verdad, discursos de verdad por su status científico, que en realidad define como “discursos de verdad que hacen reír”, la tercera: es la convicción). Hace un recorrido histórico-analítico sobre las prácticas médico-legales de 1950, los aparatos de control, la psiquiatría, la represión de la sexualidad, las características de los enfermos mentales desde la normalidad, entre otros.

los anormales

En la clase del 15 de enero de 1975, Foucault, hace mención de la anormalidad, y de la unión de lo médico y lo judicial para transformar el poder judicial y el saber psiquiátrico para que se vuelvan uno sólo,una instancia de control de lo anormal.

“La pericia médico legal no se dirige a delincuentes o inocentes, no se dirige a enfermos en confrontación a no enfermos, sino a algo que es, creo, la categoría de los anormales, o , si lo prefieren, es en ese campo no de oposición sino de gradación de lo normal a lo anormal donde se despliega efectivamente la pericia médico legal.”

A partir de la anormalidad se instauran los parámetros de la normalidad, es decir, antes de lo anormal, no había “normalidad”. Por tanto, surge una nueva clase hegemónica : el poder de normalización (aplicado a la sexualidad desde el siglo XVII)

Por otro lado, se alude, al control que desde entonces, se ha ejercido a los seres humanos, empezando por la exclusión del leproso hasta la inclusión del apestado.

“…Me parece que en lo que se refiere al control de los individuos, occidente no tuvo en el fondo más que dos grandes modelos: uno es la de la exclusión del leproso; el otro es el modelo de la inclusión del apestado. Y creo que la sustitución, como modelo de control, de la exclusión del leproso por la inclusión del apestado es uno de los grandes fenómenos que se produjeron en el siglo XVIII…”

“…No se trata de expulsar sino, al contrario, de establecer, fijar, dar su lugar, asignar sitios, definir presencias, y presencias en una cuadrícula. No rechazo, sino inclusión…”

los anormales

Posteriormente, Foucault, hace mención de tres figuras a las que define: Los monstruos (las leyes de la naturaleza y las normas de la sociedad); los incorregibles (dispositivos de las domesticación del cuerpo) y los onanistas (campaña para disciplinar a la familia moderna).

Entonces, lo que conocemos como bien o mal, ahora llamado normal o anormal, es algo que definimos por voluntad propia o es algo que se ha impuesto a través del tiempo y nosotros simplemente lo hacemos patente.

Sin lugar a dudas un libro que vale la pena leer de principio a fin.

 

Por : Paola Vargas

“Socia-Fundadora de URBI PSI ORBI”

Bibliografía: Foucault M. (2001). Los anormales.Curso en el Collège de France(1974-1975).México: Fondo de Cultura Económica.