El pasado viernes 9 de septiembre del año en curso, se llevó a cabo la Conferencia sobre Alteraciones Neuropsicológicas posteriores a Traumatismo Craneo-encefálico en la Ciudad de México. En dicha conferencia hubo muchas sorpresas, entre las cuales, el tráfico- que no era parte de lo que teníamos preparado- se hizo presente retrasando un poco la hora de inicio del evento, pues se dio tiempo para que llegaran ponentes, organizadores y participantes.

urbi psi orbi

El primer regalo de la tarde fue la presencia del Dr. Jorge Alejandro Trinidad Márquez, médico de formación, y egresado de la Maestría de Rehabilitación Neurológica que imparte la Universidad Autónoma Metropolitana, quien como parte de su ponencia puntualizó sobre la definición del traumatismo cráneo-encefálico (TCE), edades en las que se presenta, causas, su clasificación, entre otros tópicos. El Dr. Trinidad hizo, especial énfasis en la importancia de cómo tratar a un paciente que ha sufrido traumatismo cráneo-encefálico, por lo que recomendó el curso de Soporte avanzado del trauma pre-hospitalario “PHTLS” (recomendado para cualquier persona interesada en el tema –www.phtls.org.mx-) y el Curso de Reanimación Avanzada Pediátrica “PALS” (recomendado sólo para médicos pediatras); lo anterior, con la intención de hacer conciencia sobre las consecuencias negativas que puede tener una persona con TCE, que recibe una atención deficiente inmediatamente después de la lesión, previo a llegar al servicio médico.

Luego, la Maestra Esperanza Ontiveros, Maestra en Rehabilitación Neurológica y actualmente, Investigadora del Laboratorio de Seguimiento del Neurodesarollo del Instituto Nacional de Pediatría, abordó de manera más detallada la neuropsicología infantil apoyándose de autores como Luria, Anderson, Ardila y Rosselli; la clasificación de signos neurológicos menores (trastornos psicomotores, sensoperceptivos, etc.), Secuelas neurológicas del TCE, Trastornos del lenguaje derivados del traumatismo Craneo-encefálico, entre otros. La Maestra Ontiveros, resaltó durante su ponencia, la relevancia de atender a niños con TCE de inmediato con especialistas en la materia, para evitar un mal tratamiento, por otro lado, enfatizó sobre el tipo de evaluaciones que debe hacérseles a los niños para determinar el grado de daño o el tipo de la lesión, apoyándose en pruebas proyectivas y psicométricas, por mencionar algunos.

rehabilitación neurologica

Posteriormente, la Maestra Adriana Valdéz Torres, Maestra en Rehabilitación Neurológica, Coordinadora de posgrado y docente a nivel licenciatura, cerró la conferencia exponiendo la investigación que dio paso a su tesis de maestría, gracias a la colaboración de la Mtra. Esperanza Ontiveros y el Dr. Jorge Trinidad, dentro de lo cual, se habló de la pregunta de investigación, objetivos, las variables que se encontraron, los procedimientos y exposición de algunos casos que se utilizaron durante la investigación. Gracias a este trabajo de investigación se modificaron algunas de las evaluaciones que el Instituto Nacional de Pediatría utilizaba para determinar el grado de daño que tenía un pequeño, de acuerdo a la lesión que tenía causada por un TCE. Finalmente se mostraron las conclusiones de la investigación, entre las que destacan las siguientes:

“Los niños en etapa escolar (6 a 12 años) sufren con mayor frecuencia accidentes, generalmente fuera de su vivienda y causados principalmente por caídas durante la realización de actividades recreativas y en menor medida por accidentes vehiculares.”

“Se pudo constatar que las alteraciones neuropsicológicas dependen de múltiples factores como la severidad de la lesión, tipo de daño, tipo de accidentes, zonas afectadas y consecuencias fisiopatológicas. Además de la edad, nivel educativo, situación socioeconómica y familiar”

“Mediante las escalas de Wechsler se observó que más de la mitad de los pacientes obtuvo un puntaje bajo en el CI general; en la subescala verbal se observó un mejor rendimiento que en la de ejecución que quedó muy por debajo de lo esperado.”

“Obtuvimos una mayor frecuencia en las alteraciones visomotoras, de memoria a largo plazo y auditivo-verbales. Esto se pude deber al tiempo de evolución.”

“El objetivo pretendido ha sido alcanzado, pudiéndose afirmar que de manera inicial existen elementos que permiten suponer que debe procurarse un mecanismo de seguimiento del TCE, inclusive al leve, pues es dable inferir que aún en casos asintomáticos, el evento derive en lesión con subsecuentes secuelas.”

Cabe mencionar que lo Maestros señalaron que, aunque está investigación proporciona información relevante sobre el traumatismo cráneo-encefálico, sus consecuencias y secuelas, la muestra fue demasiado pequeña, por lo que no se puede realizar un trabajo estadístico.

Por último, los participantes, hicieron preguntas de interés, de acuerdo a su profesión, la sesión de preguntas y respuestas, se hizo tan amena, que más que conferencia, parecía una charla entre colegas compartiendo posturas teóricas, cuestionamientos y anécdotas. Se entregaron reconocimientos, y como era de esperarse, tomamos las tradicionales selfies del evento y fuimos al servicio del café.

Conferencia sobre Alteraciones Neuropsicológicas posteriores a Traumatismo Craneo-encefálico

Conferencia sobre Alteraciones Neuropsicológicas posteriores a Traumatismo Craneo-encefálico

 

Reseña por Paola Vargas

“Socia-Fundadora de URBI PSI ORBI”