El material educativo, como hemos visto en las publicaciones pasadas es una herramienta utilizada por el docente y capacitador que permite:

1.    Una mejor comunicación entre educador-educando.

2.    Facilita el aprendizaje.

3.    Este debe estar ligado a los objetivos propuestos y las estrategias de enseñanza.

4.    Se deben adaptar a la dinámica formada en el grupo en el que se trabaje.

 

bain-s-dedicated-training-rooms-and-formal-training-programs-prepare-you

 

La comunicación dependerá de los canales de aprendizaje a los que esté enfocado el material, si es visual, auditivo o requiere del movimiento de nuestros participantes (kinestésico). El aprendizaje será propicio y significativo si el material aparte de servir como un puente de acceso es del interés del estudiante, ya que influyen factores motivacionales y de personalidad. Los objetivos propuestos son aquellos establecidos en el plan de acción educativo que elabora el docente o le es proporcionado por la institución educativa (de acuerdo al modelo educativo, diseño curricular e instruccional) o en el caso de la capacitación estos objetivos constan de un proyecto de capacitación laboral elaborado por profesionales de la educación, partiendo de una detección oportuna de las necesidades de los empleados (por ejemplo una capacitación en el área de ventas en la que se ha detectado un decremento en los ingresos de la compañía, y los artículos en inventario no tienen ninguna salida).

 

office-training

 

Ahora en la dinámica formada en el grupo, resulta difícil cuando es numeroso, si es un grupo homogéneo, aterrizando en materia educativa y laboral, que este grupo sea similar en el tipo de inteligencias que dominan, ya que pueden existir conflictos, también si no existe una comunicación asertiva (por ejemplo una capacitación en la que intervengan directores generales, gerentes, supervisores y es una empresa acostumbrada a sólo establecer una comunicación ascendente, y sus empleados son los últimos en enterarse de algún cambio en la organización, lo que les genera incertidumbre e inconformidad en sus labores diarias).En ambos contextos debe saber elegirse un material adecuado para generar en ellos una cohesión y colaboración sin importar jerarquías, motivando a cada uno de los participantes e incluso mostrarlos como un reto que cada uno debe cumplir.

 

Teamwork and team spirit - Multinational group of casual business people with their heads together.

 

Para concluir podemos decir que los materiales educativos aplicados en el sector laboral y educativo deber cubrir éstos cuatro punto a fin de que el aprendizaje de nuestros estudiantes y trabajadores sea significativo, claro, que exista un dominio por parte de quien lo diseña y aplica y que esté orientado a satisfacer los objetivos y necesidades de cada estudiante-trabajador, del docente-capacitador y de la institución-empresa.

 

 

Por: Jorge Luis Betanzos R.

Colaborador URBI PSI ORBI.