Aunque aún no es definitivamente una enfermedad, la nomofobia es el nuevo trastorno del siglo XXI que la gran mayoría padece y no tiene consciencia de ello. La nomofobia proviene del anglicismo “nomophobia” (no mobile phone phobia), el cual refiere a un trastorno de ansiedad, vinculado al miedo irracional de estar sin celular. Y cabe destacar que no precisamente al celular, sino a todo aquello que nos ofrece.

En México, la nomofobia afecta primordialmente a jóvenes y el 33% de la población la padece. El uso diario y excesivo del Internet, las redes sociales o la comunicación inmediata han hecho que nuestra salud se vea afectada a gran medida en lo biológico, psicológico y social.

Ansiedad

Algunos de los principales síntomas que se presentan son:

  1. Ansiedad
  2. Taquicardia
  3. Pánico
  4. Desesperación
  5. Alteración en el ciclo del sueño
  6. Estrés
  7. Dolor de cabeza
  8. Miedo

Si se padece más de tres de estos síntomas es recomendable que se asista con un especialista, ya que cada uno de estos síntomas se encuentran relacionados al sufrimiento de los usuarios que olvidan el celular, se quedan sin datos móviles y/o batería, y que no pueden contactar al momento a alguna persona mediante una llamada o mensaje de texto, lo cual hace que se revise constantemente el celular.

La nomofobia es un trastorno que va en aumento y algunas de las consecuencias que se derivan de ella son: ansiedad por la incomunicación con el entorno, aislamiento, insomnio, problemas en relaciones íntimas, entre otros.

Aislamiento

Es indispensable comprender la importancia del uso correcto de los celulares y/o aplicaciones para implementar las nuevas tecnologías a nuestra vida cotidiana sin afectar nuestra salud.

¿Y tú con qué frecuencia revisas tu celular?

Por: Ma. Italia Méndez Monroy

Colaboradora Urbi Psi Orbi